La historia

HOTEL CINCO PECADOS.

Gula, lujuria, soberbia, envidia y pereza: A estos pecados de los sentidos se ha inspirado el arquitecto Adam D. Tihany cuando proyectó el Boscolo Aleph 5 estrellas Luxury de Via di San Basilio en Roma

En el Boscolo Aleph Roma los golosos encuentran el lugar príncipe: Sin, pecado, se llama el Restaurante. Angelo es el nombre del bar. Dionisio el del Wine Bar: Todo aquí nos habla de placeres celestiales.

La palabra lujuria, del latín luxus, tiene la misma raíz de lujo. Y así los huéspedes del Boscolo Aleph Roma se vician con la belleza, en habitaciones con atmósfera liberty y decò.

La soberbia es la de quien siente el privilegio de albergarse en un hotel tan especial y la envidia el sentimiento de quienes aún no han pernoctado allí.

El SPA es el lugar destinado a la pereza, donde se evoca el ocio y el arte de vivir de los antiguos romanos, capaz de regalar emociones nuevas y seductoras, para la estancia del huésped en absoluto bienestar.

Aleph, que literalmente significa cero, deriva del alfabeto hebreo y debe considerarse como un punto de partida hacia el cual todas las cosas tienden y al cual las cosas vuelven. Una ilusión que dura siempre: como Roma, ciudad inmortal.

Architect Adam Tihany was inspired by the five sins: greed, lust, pride, envy and laziness when he designed the hotel.